Ahorrará más de la mitad del consumo eléctrico anual de toda la Residencia, sin emisiones perjudiciales para la atmósfera.

Continuando con los buenos hábitos en cuanto a ahorro energético y respeto con el Medio Ambiente, esta Residencia ha invertido otros 90.000 euros en la instalación de 90 placas solares fotovoltáicas, para la producción de energía electríca. Esta inversión se une a la realizada en 2009, cuando se instalaron 30 placas para producción de agua caliente sanitaria, por un importe de 60.000 euros. La energía solar, además de ser renovable y no contaminar el Medio Ambiente, es una energía muy abundante en España. Su utilización contribuye a reducir el efecto invernadero producido por las emisiones de CO2 a la atmósfera, así como el cambio climático provocado por éste. Además, con su difusión y promoción, todos colaboramos a que el futuro sea un futuro mejor. En la fotografía de la derecha, pueden observar una panorámica parcial de la instalación a pleno rendimiento.